<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-MXK97HQ" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>Millésime 2018 Bordeaux | Millésima.es - Millesima.es

La añada 2018 en Burdeos

Una añada bordelesa que pone de acuerdo a todo el mundo

Tras una añada 2017 con un estilo que ponía de relieve la frescura y la delicadeza, podemos afirmar que el 2018 sigue manteniendo un estilo asociado a la identidad bordelesa: unos vinos potentes y equilibrados con unas texturas sedosas, y un potencial de guarda que ya resulta extremadamente prometedor.

Vinos en primeurs de 2018: un nuevo marcador en la historia de los grandes vinos de Burdeos

Aunque el año no resultó fácil para los viticultores de Burdeos que tuvieron que afrontar una elevada humedad al comienzo de la temporada, algunos el granizo y la sequía, la añada 2018 disfrutó de unas condiciones climáticas excepcionales durante los cuatro meses anteriores a las vendimias. Finalmente, se reunieron todas las condiciones sine qua non para elaborar una gran añada de Burdeos, es decir, una floración y un cuajado logrados, un estrés hídrico durante el verano, unas maduraciones completas y progresivas, unas temperaturas suaves y un tiempo soleado para las vendimias. De hecho, estas últimas pudieron hacerse a la carta en el caso de los vinos tintos, ya que cada propiedad disfrutó de una libertad total para alcanzar la madurez deseada y lograr el adecuado equilibrio entre potencia y frescura.

A la hora de realizar la cata, los vinos en primeurs de 2018 confirman la teoría. No hay duda, esta es una excelente añada. En tinto, los vinos en primeurs de 2018 desarrollan unas expresiones aromáticas realmente elegantes, fieles a los terruños y a las denominaciones. Estos también poseen fuerza, potencia, pero el equilibrio es tan preciso que esta potencia no resulta en modo alguno agresiva. Esta última les aporta, por el contrario, una indiscutible profundidad a los vinos en primeurs de 2018. Además, las noches frescas del final de temporada les aportaron a estos vinos de Burdeos la acidez necesaria para que esta añada no resultara excesivamente solar. La precisión es sin duda un marcador de esta añada dotada de una pureza y de un equilibrio pocas veces constatados a este nivel. Otra particularidad de la añada es que todas las denominaciones produjeron unos grandes vinos en 2018. La homogeneidad cualitativa contribuirá a que todo el mundo encuentre lo que busca en función de sus propias afinidades. Y para las personas menos entendidas, esta es una añada ideal para comprender las identidades de los terruños bordeleses, puesto que la calidad que presentan estos vinos en primeurs de 2018 pone de relieve cada particularidad, cada identidad.

En lo referente a los blancos, está claro que las noches frescas mencionadas ejercieron un beneficioso efecto en las acideces y por tanto en la frescura. Los vinos de 2018 blancos son aromáticos y poseen la intensidad necesaria para estimular el paladar.

En cuanto a los licorosos, las fantásticas condiciones otoñales hicieron que el famoso Botritis llegase con retraso y las vendimias fraccionadas a menudo resultaron muy selectivas. El perfil de estos vinos del 2018 es aromático y fresco. Para dar una idea de la calidad, Château d'Yquem, que sólo comercializa las añadas que ofrecen complejidad y excelencia, anunció el lanzamiento de una añada en 2018.

"El 2018 es sin duda la mayor añada de la estirpe de los 10 [...], y me atrevería a decir más, es el vino más maravilloso de mi vida desde 1983."

Olivier Bernard, Domaine de Chevalier

Total :
0
Total :
0
6 bouteille(s) supplémentaire(s) à ajouter à votre caisse panachée