Ofrecemos los gastos de porte para su primer pedido con el código* BIENVENIDO *no se refiere a los vinos en primeurs, reservado a los nuevos clientes

La añada 2020 en Burdeos

Los vinos de Burdeos en primeurs de 2020 se caracterizan por su elegancia.

El perfil es menos potente que el del 2019, que tenía notas más maduras, pero tiene más sedosidad, finura, delicadeza y un color excepcional, además de estar magníficamente estructurado y equilibrado, lo que sugiere un gran potencial de envejecimiento. En cualquier caso, se trata de una añada que tiene todas las características para mejorar con el tiempo.

Burdeos Primeurs 2020

En la Ribera izquierda, desde Saint-Estèphe hasta Margaux, pasando por Saint-Julien y Pauillac, y sin olvidar Pessac-Léognan, los vinos de Burdeos en primeurs de 2020, destacan por su color y estructura. Los grandes terruños que no han sufrido el estrés hídrico han producido grandes vinos, llenos de elegancia y cortados para afrontar el paso del tiempo a la vez que son accesibles con bastante rapidez.

Es imposible acercarse a os vinos de Burdeos en primeurs de 2020 de la Ribera derecha, Pomerol Pomerol y Saint-Émilion en particular, sin alabar la calidad histórica de los Merlots. Los colores son notables y los jugos revelan una fruta sabrosa sobre una sólida estructura tánica. Los vinos en primeurs de la Ribera derecha han generado mucho entusiasmo desde las primeras catas.

El final de la estación seca no tiene por qué alegrar a todo el mundo y los vinos dulces de Sauternes y Barsac del 2020 jugaron con los nervios de los viticultores. La famosa podredumbre noble tardó en aparecer y se necesitó reactividad y abnegación para sacar adelante esta añada 2020. Así, la cosecha es muy pequeña, pero los vinos producidos son magníficos, marcados por un muy buen equilibrio y perfiles aromáticos que hacen salivar de codicia.

Por último, los vinos en primeurs blancos de Pessac-Léognan y los blancos Secos de Burdeos del 2020 son mayoritariamente exitosos a pesar de un calor estival que podría haber hecho temer una falta de tensión y frescura. Los terruños arcilloso-calcáreos produjeron vinos muy finos, sabrosos y equilibrados, menos exuberantes que en 2019 pero con una bella finura.

1.9.0